Descubre las técnicas más efectivas para motivar a tus empleados

No todas las personas encuentran la motivación de la misma manera y aquellos que los impulsa puede ir desde el dinero, pasando por la familia hasta un crecimiento profesional, pero comprender esto claramente puede ser fundamental para el éxito del negocio.

Los buenos líderes deben tener la capacidad de poder gestionar eficazmente las motivaciones de su equipo. Por ello, es necesario formarse en el área de liderazgo y gestión de recursos de las empresas para así ayudar a los demás gerentes y directivos a descubrir las mejores tecnicas para motivar a los empleados y, en definitiva, aumentar su productividad.

De hecho, la motivación está ligada a la productividad: los empleados satisfechos y motivados trabajan de forma más eficaz, lo que se traduce en un aumento y mejora de su rendimiento.

La participación de las personas puede variar en muchos casos por un sinfín de matices, que van desde el sentido total de pertenencia hacia la empresa hacia el no involucrarse por completo. Una persona totalmente involucrada tiene las siguientes características:

  • Se identifica completamente con la empresa.
  • Ella está motivada para proteger su organización.
  • Está motivada para participar en el logro de los objetivos de la empresa.
  • Se complace en los éxitos de la empresa, así como se arrepiente de sus fracasos.
  • Ve un ataque a la organización como un ataque a sí mismo.

Si existen trabajadores que no comparten estas características es porque su filiación con su empresa es casi inexistente o nula, no hay identificación ni motivación y es indiferente a los éxitos o ataques a la organización. Entender que la participación del personal representa un active, resulta absolutamente primordial.

Así que aquí están nuestros consejos para motivar a los empleados y aumentar su productividad.

¿Cómo motivar a los trabajadores?

Es muy frecuente el encontrarnos en el mundo laboral con líderes que usan sus posiciones de poder para ejercer una motivación a través del miedo o la autoridad y este tipo de motivación disfuncional no pueda estar más alejada del beneficio.

Este tipo de gestiones lo único que logran es que todo el resultado del trabajo del empleado sea por su buena voluntad o la necesidad del mismo por el empleo, lo cual lo llevará a hacer sólo lo justo y necesario y no a dar lo mejor de sí.

Ahora se sabe que estas palancas solo funcionan por un período de tiempo limitado y pueden incluso dañar la credibilidad del gerente y la propia empresa.

Estos son las siete técnicas para motivar a los empleados, puntos clave a considerar para ayudarlos a sentirse motivados e inspirados:

1° Definir metas y objetivos del equipo claramente

El establecer las metas anuales e incluso mensuales del equipo le brindará al trabajar un foco a donde apuntar, siempre ligado al desempeño individual. Le da al trabajador conciencia de su camino y por ende se obtendrá mejor desempeño del equipo.

La clave es establecer metas claras y medibles con una fecha límite para completarlas.

2° Empoderamiento y autonomía

Darle al trabajador poder de decisión y libertad para poder elegir ciertos caminos le dará al trabajador sensación de libertad, se sentirá valorado y en confianza. Lo hará pensar que su conocimiento está siendo respetado y eso lo hará trabajar para dejar una impronta.

No hay nada como trabajar sin una presión asfixiante y agobiante por parte de superiores intransigentes y exasperantes. Un trabajo donde se puede decidir lo que es bueno y malo y donde se empodere al trabajador para resolver problemas de forma independiente, siempre lo llenará de confianza..

A medida que aumente esta confianza, compromiso y competencia, lo ideal sería delegar más tareas al equipo y dejar que los miembros del equipo tomen más decisiones y encuentren la solución a los problemas.

3° Apoya a tu Equipo

Con cada cambio, nueva tema, nuevos objetivos, se hacen necesarias nuevas habilidades, tomas de decisiones e incluso nuevos errores. Es por esto que acompañar al empleado en los procesos positivos y sobre todo los negativos tiene una gran valía.

Preguntar cómo le está yendo con determinada asignación o si necesita algún tipo de apoyo o capacitación, siempre suma. El trabajador se llenará de cobijo y trabajará con una presión menor.

También es fundamental que un gerente o líder de la empresa sea capaz de brindar un apoyo total en este proceso de adquisición de nuevas habilidades.

4° Comunicación efectiva

En toda empresa como en todo lugar de nuestra vida es importante la comunicación. En los negocios, la comunicación debe ser directa, sencilla, pero siempre adecuada a cada individuo.

No todas las personas entienden de la misma forma, pero es posible establecer un tipo de comunicación estándar con ciertos niveles de adaptabilidad.

Ciertamente no es una tarea fácil, cada persona tiene características diferentes y necesita un estilo de comunicación diferente, pero usar una comunicación simple, clara y directa es sin duda el método más efectivo.

5º Team Work

El hombre en sí mismo es un ser con ego y como resultado, cada miembro de su equipo necesita sentirse respetado, apreciado y valorado. Reconocer su contribución , compromiso y valor les demuestra que el trabajo que realizan es verdaderamente importante.

6° Conoce a tus empleados

No hay nada como conocer a las personas y hablar un poco de cada uno con ellos mismos para romper el hielo y generar un mejor ambiente. Es la mejor de las técnicas para motivar a los empleados. El saber de los trabajadores, preocuparse por ellos e incluso, atender ciertas necesidades que exceden al trabajo como signo de preocupación, sumará increíblemente en la productividad del trabajador.

Es importante que ese concepto de “familia” que tanto usan de forma incluso hasta hipócrita en tantas empresas, empiece a ser lo más parecido a la realidad posible.

7º Crecimiento y desarrollo profesional

Promocionar el crecimiento personal y profesional en las empresas es un claro ejercicio de la motivación para los empleados. Hoy en día los trabajadores son impulsados ​​por una fuerte ambición y esta se refiere a las ganas de surgir profesionalmente.

Es de fundamental importancia que la empresa y el gerente conozcan estas necesidades y tomen acciones para promover el crecimiento de los recursos para no correr el riesgo de perder los mejores talentos. La mejor manera de lograrlo es ofreciendo capacitación continua a sus empleados, quienes se sentirán valorados, empoderados y tomados en total consideración.